Seguramente sabes o has escuchado de los innumerables beneficios que nos proporciona el yoga, que más que una práctica se ha conver...

Beneficios del Yoga para tu piel




Seguramente sabes o has escuchado de los innumerables beneficios que nos proporciona el yoga, que más que una práctica se ha convertido en un estilo de vida para muchas personas que buscan armonizar, sanar y cuidar su cuerpo y mente.

¿Pero sabias que el yoga puede influir positivamente para ayudar a mejorar el estado tu piel? Esta práctica influye en el correcto funcionamiento del sistema digestivo y de tu circulación. Cuando tu cuerpo tiene un mejor flujo de sangre creamos las condiciones adecuadas para que la sangre se oxigene bien, y llegue a todos los rincones de nuestro cuerpo para nutrir todas las células y así reflejarlo en una piel brillante y sana de manera natural.

También ayuda en la eliminación de toxinas, en el manejo del estrés y la ansiedad que pueden desencadenar acné y brotes no deseados. Nuestra piel es una de las primeras cosas que se ven afectadas por una mala alimentación y el constante manejo de estrés y ansiedad, es por esta razón que es necesario cuidarla y darle un aspecto sano desde el interior.

Cuando practicas yoga, la liberación de estrés, tensión y ansiedad lleva a un aumento de la producción natural de colágeno. Además, se eliminan las toxinas del organismo produciendo así una sensación de bienestar y que tu piel luzca un aspecto más juvenil, luminosa, sana y elástica.

En tan solo 15 minutos es posible aliviar el cuerpo y la mente de la tensión a la que se ven sometidos cada día, un mayor estado de tranquilidad repercutirá directamente en nuestro estado de ánimo, reducirá el cansancio diario y dará un mejor aspecto a nuestra piel.
Si nunca has practicado yoga no te preocupes, es un buen día para empezar. Una de las mejores cosas del yoga es que existen diferentes variaciones dependiendo de los objetivos que desees alcanzar, antes de empezar es bueno que te tomes un momento para analizar si lo deseas practicar como un método de ejercicio físico, una forma de reducir y controlar el estrés, mejorar tu flexibilidad o simplemente por tu bienestar general o espiritual.



Si has decidido practicarlo en casa antes de unirte a un grupo o una escuela, es posible hacerlo, solo asegúrate de encontrar un espacio tranquilo y cómodo para ti, lejos de ruidos exteriores y con un espacio que te permita llevar a cabo los ejercicios con libertad, busca el momento adecuado para ti y sé consciente de lo estás haciendo, pero sobre todo disfruta de esta práctica. 

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y cualquier variación interna estará reflejada inevitablemente en sus capas externas. Para evitar o tratar problemas dermatológicos es aconsejable utilizar los productos adecuados para su cuidado y combinarlo con tratamientos, como el yoga, que actúen desde la raíz.






0 comentarios: